De la mano con comunidades locales | WWF

Dimensión social de la conservación

© WWF México

 

De la mano con comunidades locales

Muchos de los ecosistemas y áreas de alta biodiversidad en el mundo están amenazadas y son el hogar de comunidades rurales y pueblos indígenas cuyas formas de vida y culturas dependen de su entorno natural. Por tanto, mucho del éxito de nuestro trabajo depende del grado en el que la conservación contribuye no sólo al mantenimiento y preservación de la biodiversidad y los ecosistemas sino también al desarrollo equitativo y sustentable de las comunidades que dependen de ellos.

 

WWF centra sus proyectos en cinco áreas de trabajo con el fin de subrayar la dimensión social de sus actividades.

Pueblos indígenas

La Declaratoria de Principios para los Pueblos Indígenas y la Conservación fue preparada en 1996 y renovada en 2008. Refleja nuestra dedicación al respeto y reconocimiento de los pueblos indígenas, sus derechos y la importancia de conservar sus culturas.

 

Pobreza y conservación

La Política en Pobreza y Conservación de WWF fue adoptada en 2009. Definimos la pobreza no solo como la privación fisiológica (incumplimiento de las necesidades básicas, la falta de ingresos, la mala salud, etc.) sino también como la privación social y la vulnerabilidad (falta de acceso a los recursos naturales, discriminación, falta de voz y poder, desigualdad de género, etc.). Por lo tanto, WWF considera que su trabajo es una acción coordinada de amplio alcance y que requiere una acción en todos los niveles, desde el campo hasta el ámbito de la política mundial. Esta política reafirma el compromiso de WWF de adoptar un enfoque de conservación favorable a los pobres para buscar soluciones equitativas para las personas y el medio ambiente y realizar esfuerzos especiales para permitir que la población local desempeñe un papel clave en las soluciones para el desarrollo sostenible.

 

Iniciativa de Conservación y Derechos Humanos

WWF es miembro fundador de la Iniciativa de Conservación y Derechos Humanos, una propuesta de colaboración formalizada en 2009 y que reunió a organizaciones internacionales de conservación con el fin de mejorar su trabajo al promover la integración de los principios de derechos humanos en las políticas y prácticas de conservación. WWF reconoce a los derechos humanos como parte central para alcanzar resultados de conservación efectivos y equitativos.

 

Género

WWF acordó su política de género en 2011. Entiende que el género se refiere a los roles socialmente construidos y a las oportunidades asociadas con las mujeres y los hombres. Reconoce las diferencias e inequidades entre ellas y ellos en el acceso y control sobre los recursos y las oportunidades en la toma de decisiones, en particular con relación a temas de los recursos naturales. WWF entiende que el género es parte de un contexto amplio socio-cultural, económico y político que también toma en consideración factores como clase, estatus, etnicidad y edad. Con ello WWF reitera el compromiso por la equidad y por integrar el factor de género en su perspectiva, políticas, programas y proyectos, así como en su propia estructura institucional.

 

Proceso de Resolución de Quejas de Proyectos

El Proceso de Resolución de Quejas de Proyectos es el resultado del compromiso de WWF por ofrecer mecanismos para recibir y responder a preocupaciones de los socios que puedan ser afectados al apoyar nuestras actividades de conservación. Es un medio para fortalecer la implementación de las políticas sociales. Asimismo, atender las quejas a tiempo y de manera efectiva ayuda a resolver conflictos, mejora el entendimiento mutuo, fortalece la rendición de cuentas y provee las bases para una colaboración mayor.

 

© Gustavo Ybarra
© Gustavo Ybarra

"WWF no puede celebrar la riqueza del mundo natural y al mismo tiempo ignorar la pobreza imperante en muchos lugares ricos en biodiversidad. Existe un imperativo tanto ético como práctico para que WWF preste atención al tema de la pobreza. WWF reconoce que conservar y manejar los recursos naturales es esencial en la lucha contra la pobreza y que la conservación de los sistemas naturales del planeta será exitosa a largo plazo solamente si aborda las necesidades del desarrollo y las aspiraciones de las comunidades locales”.
 
Jefe Emeka Anyaoku

© WWF México