¿Cómo vivir de manera sostenible y responsable?

Posted on
24 noviembre 2022

Si te estás haciendo esta pregunta es porque ya diste el primer paso: eres consciente de que todas nuestras acciones tienen un impacto sobre los recursos naturales de este hogar compartido, que es la Tierra. 

 
El segundo paso y tal vez el más difícil, es empezar a actuar y para eso tenemos algunos tips que te pueden servir.


© Sonja Ritter / WWF


A la hora de comprar selecciona productos locales.

Para transportar alimentos, ropa y otros productos de consumo, de un lugar a otro, es necesario el uso de combustibles fósiles lo cual genera gases de efecto invernadero, que a su vez contribuyen al cambio climático. Por eso, entre menos distancia recorran los productos para llegar a nuestras manos, menor será su huella de carbono.
 

Reduce el uso del plástico y en general de productos envasados.

A la hora de comprar tus alimentos selecciona aquellos que no están empacados en plástico.
 

Cuando vayas de compras, lleva tu bolsa de tela.

Las bolsas plásticas suelen tener una vida útil inferior a 20 minutos, tras lo cual pasan a hacer parte de los 8 millones de toneladas de plástico que cada año terminan en nuestros océanos. Incluso las empresas empiezan a adoptar y promover esta práctica, como es el caso de H&M y su programa de bolsas 
 

Elige productos ecológicos.

Empieza a preferir artículos cuya elaboración sea con materiales reciclados, materias primas orgánicas y que, en su producción utilicen responsablemente los recursos naturales. En la actualidad hay muchas marcas que lo hacen.
 

Lleva siempre tu botella y recárgala.

Cuando debas comprar alguna bebida, escoge la que está empacada en vidrio, recuerda que este material es 100% reciclable.
 

Antes de comprar algo nuevo, repara.

Pocas cosas en la vida no tienen arreglo, así que cuando un mueble o una prenda se dañan, arréglalo tú mismo o con ayuda de un experto, si definitivamente es algo que ya no te sirve dónalo o véndelo.
 

Desplázate caminando, en transporte público o en bici, siempre que puedas.

Evita utilizar el carro para trayectos cortos o comparte el viaje con amigos y familiares.
 

Haz un uso eficiente del agua y de la electricidad.

No solo solo ayudaras al planeta, sino también a tu bolsillo. Cierra la llave mientras te enjabonas o lavas los dientes; apaga siempre las luces que no necesites; utiliza iluminación de bajo consumo y  desconecta los cargadores.
 

Recicla, reduce y reutiliza.

Reciclar es la manera más fácil, efectiva y económica de reducir la producción de residuos. Empieza por disminuir los desechos desde el momento de las compras, luego busca reutilizar al máximo y no olvides separar en casa y a la hora de la disposición final de tus residuos.
 
Estas son acciones sencillas, que no afectaran tu estilo de vida,  pero recuerda, como dijo Eduardo Galeano: “muchas gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”.