Foro Amazonía Intercultural congregó a líderes indígenas y autoridades para dialogar sobre la gestión sostenible de los territorios indígenas

Posted on
22 septiembre 2022


Garantizar los derechos indígenas es fundamental para la gestión sostenible de la Amazonía fue la conclusión del Foro Amazonía Intercultural “Gobernanza para el Buen Vivir”, realizado en el marco de la ExpoAmazónica 2022, que se llevó a cabo del 18 al 21 de agosto, en Chachapoyas, región Amazonas.

Las reflexiones de los ponentes y panelistas giraron en torno al aporte y las propuestas de los pueblos indígenas amazónicos para lograr la gestión sostenible de la Amazonía y alcanzar la Vida Plena, a través de la implementación de mecanismos propios como la Veeduría Forestal Indígena, el Control y Vigilancia; y el manejo forestal comunitario. 

En este foro, también se hizo presente el proyecto Alianza por la Fauna Silvestre y los Bosques, sobre todo en la segunda sesión sobre “La Veeduría Forestal Indígena como estrategia para la protección de los bosques”.  Según Alonso Córdova, especialista en el programa de Bosques y Asuntos Indígenas de WWF Perú, “la Alianza promovió que AIDESEP participe en acciones con las autoridades para reducir el tráfico de madera, ocasionado principalmente por la tala ilegal y actividades ilegales en contra del patrimonio forestal, y promoviendo  mecanismos propios para la defensa a través de los comités de vigilancia y control”.

Durante esta sesión, también se presentaron avances y recomendaciones en torno a la implementación de las veedurías indígenas y comunitarias, así como el control y vigilancia en las comunidades como una instancia fundamental para hacer frente a las amenazas a los territorios indígenas.  Cabe precisar que dichas recomendaciones fueron presentadas a las autoridades en mayo del presente año, durante el Primer encuentro nacional de veedurías forestales, control y vigilancia indígena.

 

Las veedurías: un mecanismo para defender los territorios indígenas

Una de las intervenciones más destacables, estuvo a cargo del asesor de la Organización Regional AIDESEP Ucayali (ORAU), Max Silva, quien resaltó que "ORAU fortaleció a 52 comunidades lo que se traduce en más de 500 mil hectáreas de bosque bajo control y vigilancia y monitoreo satelital".

Además, AIDESEP presentó el video sobre veedurías forestales, que resalta un trabajo integral que va desde lo comunal hasta los niveles más amplios de la organización indígena y sus territorios. Así, entre los avances más importantes se pueden mencionar los siguientes:  En Madre de Dios, las veedurías forestales comunales apoyan la gestión de más de 299 mil ha de bosques bajo manejo forestal comunitario, en las cuales hay amenazas como tráfico de tierras, tala y minería ilegal. Del 2018 al 2021, estas veedurías han presentado siete denuncias por delitos ambientales ante las fiscalías especializadas. En Ucayali, especialmente en Atalaya, las veedurías forestales comunales de CORPIAA fueron reconocidas en los estatutos comunales, están acreditadas por la autoridad forestal local y ya cuentan con hoja de ruta y planes de monitoreo. Asimismo, vigilan su territorio con patrullajes y recorrido de linderos, usan información de la plataforma Geobosques y asesoran técnicamente las negociaciones con madereros. 

 

Propuestas para un trabajo con autoridades

Por otro lado, durante su intervención, la lideresa ashéninka y secretaria nacional de AIDESEP, Tabea Casique Coronado, habló sobre las propuestas y recomendaciones para que las autoridades fortalezcan el control y la vigilancia en los territorios; contribuyan a reducir la deforestación, la tala y comercio ilegal de madera, y promuevan el manejo forestal comunitario en los territorios indígenas.

En representación del Estado participaron Lucetti Ullilen, jefa del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (Osinfor); Augusto Mosqueira, representante del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor); Ricardo Mendoza, enlace nacional del Programa de Inversión Forestal (FIP), implementado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Es importante mencionar que el Foro fue organizado por el Gobierno Regional de Amazonas con el apoyo de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), la Confederación de Nacionalidades Amazónicas (CONAP), la Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza de Amazonas, Yunkawasi, el proyecto Alianza por la Fauna Silvestre y los Bosques, los proyectos Amazonía Indígena: Derechos y Recursos (AIRR) y Pro-Bosques de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Unión Europea,  el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), entre otros aliados.

 

Sobre la Alianza por la Fauna Silvestre y los Bosques

La Alianza por la Fauna Silvestre y los Bosques es una acción regional implementada por WCS y WWF, con el financiamiento de la Unión Europea, que busca combatir el tráfico de fauna silvestre y madera a través del compromiso de la sociedad civil para el fortalecimiento de la aplicación de la ley y la cooperación con y entre las autoridades de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y zonas de tri-frontera con Brasil. Desde el 2019, ha venido trabajando con las Veedurías Forestales indígenas de FENAMAD y con los comités de vigilancia y control, tal es el caso de la comunidad Centro Arenal quien luego de un proceso de formación en Gobernanza Indigena ha impulsado la creación de dicho comité.  A la fecha la Alianza ha conseguido apoyar para que el Estado tome acciones para el fortalecimiento de las capacidades de los líderes indígenas que forman parte de los comités de vigilancia y control comunal para que puedan ser acreditados como custodios forestales.

Links interés: