La crisis climática: ¿Cómo avanza y qué ha hecho el mundo para enfrentar el cambio climático?

Posted on
30 octubre 2021



¿Qué es la crisis climática?

Así se denomina la situación actual de emergencia causada por el alarmante ritmo en el que se ha ido calentando el planeta en las últimas décadas. Un fenómeno que, según ha comprobado la ciencia, se debe principalmente a actividades humanas.

El uso de combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón, la agricultura, la ganadería, y muchas otras actividades humanas emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero (GEI), como el dióxido de carbono y el metano, que llegan a la atmósfera y retienen el calor en la Tierra, causando un aumento anormal y peligroso de la temperatura mundial al que se le ha dado el nombre de calentamiento global.

Hoy, el mundo es 1,1°C más caliente que en tiempos preindustriales y, según el más reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la máxima autoridad en el tema, el planeta es más caliente de lo que ha sido en los últimos 125 mil años. Adicionalmente, la ciencia advierte que nos estamos acercando vertiginosamente a los límites de temperatura establecidos en el Acuerdo de París, el compromiso más emblemático que los países han asumido para enfrentar esta crisis. Según el tratado, el mundo debe mantenerse por debajo de los 2°C de calentamiento y, en lo posible, de los 1,5°C, ya que la ciencia ha identificado estos rangos como los menos riesgosos para la vida en la Tierra.

Te recomendamos: Lo que debes saber de la COP26: la conferencia global más importante para enfrentar el cambio climático 

¿Por qué es tan grave esto?


Entre más caliente esté el planeta, más cambiará el clima y especialmente más frecuentes e intensos serán los eventos climáticos extremos como los incendios forestales, los ciclones tropicales, las inundaciones y las sequías. Además, el cambio climático ha desencadenado procesos naturales inéditos como el deshielo del ártico y el aumento del nivel del mar.

 
Derretimiento del hielo marino e icebergs, Groenlandia. © Wim van Passel / WWF

Según el IPCC, en la última década, el hielo oceánico del Ártico alcanzó su nivel más bajo, por lo menos, desde 1850 y, en el último siglo, el nivel del mar ha aumentado 20 centímetros y lo sigue haciendo a una velocidad cada vez mayor. En consecuencia, muchas poblaciones costeras están en riesgo de que el agua las cubra e, incluso, algunas ya están viendo cómo esto ocurre.

Este fenómeno también está acelerando la desaparición de ecosistemas y especies que, a su vez, están amenazados por la deforestación, contaminación, la producción insostenible de alimentos, entre otros factores. Dicha degradación natural tiene graves consecuencias en el equilibrio del planeta y en la vida de las personas, pues los ecosistemas nos garantizan desde el alimento y el agua hasta el oxígeno que respiramos.

Por eso, se estima que el cambio climático producirá grandes migraciones y causará inseguridad alimentaria en muchas poblaciones. Naciones Unidas (ONU), por ejemplo, calcula que para 2050 habrá entre 50 y 200 millones de personas desplazadas por cuenta de este fenómeno.

Te puede interesa: Amazonia colombiana vive una crisis ambiental creciente 

¿De 1 a 10 qué tan avanzada está la crisis climática?




El cambio climático está aumentando la frecuencia e intensidad de los fenómenos extremos como las olas de calor, las inundaciones, las sequías y los incendios forestales. © Marcio James / WWF-Brazil

Según el análisis de la ONU Cambio Climático, el mundo será 1,5°C más caliente para 2030 si los países no apuestan por metas más ambiciosas en la reducción de sus emisiones de GEI. Adicionalmente, el informe del IPCC estima que para finales de siglo podríamos alcanzar incluso los 4°C de calentamiento en un escenario de altas emisiones.

Dicho panorama es bastante grave, ya que, según la ciencia, un calentamiento mayor a los 2°C tendrá consecuencias catastróficas. El Informe Especial del IPCC sobre el Calentamiento Global de 1,5° y el Informe Especial sobre los Océanos y la Criosfera en un Clima Cambiante, pronostican que, si el aumento de la temperatura global alcanza los 1,5°C, el 9% de la población mundial (700 millones de personas) estará expuesta a olas de calor extremas al menos cada 20 años, mientras que, en un escenario de 2,0°C, el 28% de la población mundial (2 mil millones de personas) sufrirá esta afectación. Algo similar pasa con las especies: con un aumento de 1,5°C, el 6% de los insectos, 8% de las plantas, y 4% de los vertebrados se verán afectados, mientras que, de llegar a los 2°C de calentamiento, la afectación sobre estas poblaciones se duplicará.

Esto sin olvidar que cualquier calentamiento, incluso por debajo de este rango, tendrá y ya está teniendo efectos en el funcionamiento del mundo. Mantenernos por debajo de los 2°C y, de ser posible, de los 1,5°C, es a lo que los países deben apuntarle en esta carrera contra la crisis climática. Y, aunque estamos lejos de cumplir esa meta, los expertos afirman que aún existe alguna oportunidad de que nos mantengamos en el rango, pero solo si actuamos rápida y contundentemente.
 

¿Qué ha hecho el mundo para enfrentar el cambio climático?


Solo hace tres décadas se comenzó a hablar de cambio climático, y el Acuerdo de París apenas surgió en 2015. Este tratado internacional busca ponerle freno a la crisis climática, limitando el aumento de la temperatura promedio de la Tierra, tomando medidas para adaptarnos a sus ya irreversibles efectos y facilitando la implementación de dichas acciones. Se adoptó en la COP21 de cambio climático y 191 países lo han firmado.

Su principal objetivo es limitar el aumento de la temperatura global a 2,0°C para finales de siglo y, en lo posible, a 1,5°C. Para ello establece que las Partes deben aportar a esta meta a través de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC). Estos son planes de acción climática nacionales que deben actualizarse cada 5 años, en los que cada país se plantee reducir sus emisiones de GEI de manera progresiva y ambiciosa, así como una serie de medidas para adaptarse a los efectos del cambio climático.

Te recomendamos: ¿Qué significa que Colombia quiera ser carbono neutral para 2050?

Hasta el momento, según Naciones Unidas, 143 de los 192 países que hacen parte del Acuerdo han presentado NDC nuevas y actualizadas. Sin embargo, muchos de los que ya presentaron la actualización de sus metas no aumentaron la ambición de éstas. La ONU también reveló que las metas que esas NDC proponen estarían lejos de aportar a la meta global, pues, incluso, si se cumplen, para 2030 habría un aumento del 16% en las emisiones de GEI globales comparado con 2010.