La adhesión de México a la Declaración del Día de los Océanos sobre Contaminación por Plásticos es una oportunidad para desarrollar políticas públicas sostenibles: WWF



Posted on 25 octubre 2021
Fotografía: bolsa plástica en el océano.
La cantidad de contaminación por plástico en los océanos del mundo ha alcanzado niveles sin precedente.
© Shutterstock / Rich Carey / WWF
Ciudad de México- La adhesión del gobierno de México a la Declaración del Día de los Océanos sobre Contaminación por Plásticos refleja la voluntad del país por proteger estos ecosistemas y ofrece una oportunidad para diseñar políticas públicas, marcos normativos y presupuestos integrales y multisectoriales, fundamentados en una perspectiva de desarrollo sostenible, indica WWF México.

Para continuar con estos esfuerzos, la organización de conservación hace un llamado urgente a todos los Estados a participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA 5.2), en febrero de 2022, y apoyar la propuesta de resolución sobre un nuevo acuerdo global que derive en negociaciones internacionales para la protección de los océanos.

La cantidad de contaminación por plástico en los océanos del mundo ha alcanzado niveles sin precedente, con el ingreso de entre ocho y 11 millones de toneladas de plástico cada año, que causan un impacto devastador en la vida marina y las comunidades que dependen de ella para su sustento.

Aunque la región de América Latina y el Caribe ha avanzado en el desarrollo de propuestas de política pública y legislación enfocadas en la contaminación por plásticos, como la prohibición de plásticos de un solo uso y el desarrollo de incentivos a la economía circular, los esfuerzos nacionales y regionales son fragmentados e ineficaces para abordar el problema con la rapidez y la escala necesarias.

El gobierno de México se une a más de más de la mitad de los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), incluidos 21 países de Latinoamérica y el Caribe, que plantean un exhorto para establecer un comité intergubernamental que detone las negociaciones de un acuerdo global legamente vinculante abocado a combatir la contaminación por plásticos en el océano.

Más de 2 millones de personas también han expresado su apoyo a través de la petición global de WWF, y más de 50 empresas de todo el mundo han respaldado el llamado para que se negocie un nuevo tratado.

En respuesta a un llamado de WWF, el gobierno de México también se adhirió a la Iniciativa Global contra Redes de Pesca Fantasma (Global Ghost Gear Initiative o GGGI) en 2020. La GGGI es la alianza multisectorial más grande a nivel global que impulsa soluciones al problema de las redes de pesca perdidas o abandonadas en nuestros océanos, también conocidas como redes fantasma. Los objetivos de la GGGI son mejorar la situación de los ecosistemas marinos, proteger la fauna del daño generado por estas redes y contribuir a la salud y los medios de vida de las comunidades locales.

Se estima que más de 640 mil toneladas de equipos y artefactos de pesca se pierden o se abandonan cada año en los océanos. Estos artefactos están principalmente fabricados con plástico y son considerados como la forma más letal de plástico en el mar, ya que capturan a la vida silvestre de manera no selectiva. Las redes fantasma también dañan hábitats marinos clave como los arrecifes de coral y son responsables de la pérdida de poblaciones de peces con valor comercial, lo que socava tanto la sostenibilidad general de la pesca como a las personas que dependen del pescado para su alimentación y sustento.
Fotografía: bolsa plástica en el océano.
La cantidad de contaminación por plástico en los océanos del mundo ha alcanzado niveles sin precedente.
© Shutterstock / Rich Carey / WWF Enlarge