Los gobiernos tienen otra oportunidad en la CITES para frenar el comercio ilegal e insostenible de vida silvestre y madera

Posted on
06 noviembre 2023
Ginebra, 6 de noviembre de 2023: WWF insta a que el Comité Permanente de la CITES, que se reúne en Ginebra esta semana, tome decisiones firmes. Se discutirán temas importantes que podrían ayudar a combatir el comercio ilegal e insostenible de vida silvestre, en particular en relación con los tigres y otros grandes felinos, las maderas preciosas de Madagascar, los elefantes, los rinocerontes y la captura de especies incluidas en la CITES que se encuentran en aguas internacionales (como los tiburones). La reunión también cubrirá el desarrollo de un Plan de acción de género, el control de enfermedades zoonóticas, la aplicación y el cumplimiento, y la participación de los pueblos indígenas y las comunidades locales en los procesos de toma de decisiones de la CITES.
 
WWF insta al Comité a recomendar medidas muy necesarias que sean específicas para cada país y tengan plazos determinados para abordar el comercio ilegal de tigres. TRAFFIC reportó una tendencia creciente de tigres cautivos debido al comercio, alcanzando la incautación de alrededor del 50% de los tigres en el período 2017-2019. Las instalaciones que mantienen y/o crían tigres en cautiverio, donde los animales o sus partes y productos son destinados al comercio - las denominadas “granjas de tigres”-, pueden perpetuar o estimular la demanda de esta especie, impulsando así la caza furtiva de individuos silvestres. Este año, se llevaron a cabo misiones de la CITES en cinco países, identificando instalaciones con tigres en cautiverio que son de preocupación: en República Checa, la República Democrática Popular Lao, Sudáfrica, Tailandia y Vietnam. Las misiones de la CITES en China, que alberga más de 6.000 tigres en cautiverio, y en Estados Unidos, aún no se han llevado a cabo.
 
“La CITES debería establecer intervenciones específicas de conservación y cumplimiento para que las Partes lleven a cabo la implementación y así abordar el comercio ilegal de tigres. Esto se debe a que, a pesar de haber estado incluidos durante mucho tiempo en la lista de la CITES para su protección, la deficiente ejecución y presentación de informes sobre el progreso por parte de las Partes significa que los tigres silvestres todavía están muy amenazados por el comercio”, dijo Heather Sohl, líder de Comercio de Tigres de WWF.
 
"A pesar del acuerdo alcanzado en la CITES en 2007 acerca de que los tigres no deberían ser criados para el comercio de sus partes y fabricar productos, todavía existe la necesidad de mejorar la gestión y la supervisión del mantenimiento y la cría de tigres en cautiverio", añadió.
 
También es motivo de considerable preocupación la creciente tendencia del comercio ilegal de otras especies de grandes felinos: las partes de leones, leopardos y jaguares (a menudo etiquetados como tigres) y los productos realizados con estas especies, se encuentran cada vez más presentes en el comercio. Un próspero mercado de guepardos vivos también está generando preocupación por su futuro. WWF alienta al Comité Permanente a considerar las recomendaciones proporcionadas por el recién creado Grupo especial CITES sobre grandes felinos, que convocó su primera reunión en abril de 2023 y recomendó medidas para fortalecer la aplicación de la ley, mejorar la recopilación e intercambio de datos e información, reducir la demanda y mejorar la colaboración y el control de la cría en cautiverio.
 
Asímismo WWF respalda las recomendaciones preparadas por la Secretaría con el objetivo de fortalecer la colaboración regional para reducir el comercio ilegal de jaguares, específicamente mediante el desarrollo e implementación de un sistema para monitorear la caza ilegal y el comercio de jaguares, así como su estado de conservación, y el desarrollo de un mecanismo intergubernamental y un programa de trabajo conjunto CITES-CMS.
 
Los temas relacionados a las maderas también cobrarán gran importancia en la reunión, incluyendo el comercio de kosso de África Occidental, el palo de rosa de Indochina proveniente del Sudeste Asiático y, especialmente, el comercio de ébanos, palos de rosa y palisandros preciosos de Madagascar. La tala y el comercio ilegales de las maderas preciosas de ese país han sido una llaga que ha persistido durante los últimos 15 años. Madagascar ha indicado que ya no pretende exportar las reservas de madera, las cuales nunca han sido auditadas. Aún así, el año pasado el Comité Permanente autorizó a Madagascar la utilización y comercialización de madera a nivel nacional.
 
“La concesión de este permiso para el comercio interno fue prematura”, dijo el Dr. Colmán Ó Críodáin, líder de Políticas para la Práctica de Vida Silvestre de WWF, “especialmente porque el comercio interno de madera talada ilegalmente ha sido ampliamente documentado. Sin embargo, dado que Madagascar aún no ha iniciado el comercio interno, hay tiempo para que el Comité rescate el proceso, estableciendo condiciones para el comercio interno con miras a evitar la fuga de madera al comercio internacional, violando la CITES”.
 
WWF celebra la nueva iniciativa sobre género de la CITES, que también será discutida en la reunión. “El género no se trata sólo de mujeres”, dijo Tamara Léger, coordinadora de Políticas Globales, Delitos contra la Vida Silvestre y Derechos Humanos para WWF Internacional. “Se trata más bien de comprender cómo las dinámicas de género entran en juego en todas las etapas del comercio ilegal de vida silvestre; así como dentro de las respuestas destinadas a abordar el mismo. Hasta ahora, ha habido poca investigación y comprensión sobre la dinámica de género dentro del comercio ilegal de vida silvestre. Por ejemplo, hay evidencia sólida de que es más probable que una fuerza policial con equilibrio de género conduzca a enfoques menos violentos y basados en la negociación para resolver conflictos: este aprendizaje podría replicarse dentro de la fuerza laboral de los guardabosques, para fomentar relaciones más positivas entre ellos y otros miembros de la comunidad”.
 
“Las estructuras sociales y económicas que promueven la igualdad de género también son prerrequisitos para la sostenibilidad ambiental, es decir: participación y toma de decisiones inclusivas, reconocimiento de los efectos positivos de la diversidad, una ciudadanía comprometida y empoderada, y reconocimiento significativo de los derechos humanos universales”.
 
"WWF espera con ansias esta reunión", dijo la Dra. Margaret Kinnaird, líder de la Práctica de Vida Silvestre en WWF. “El Comité tiene la oportunidad de lograr avances importantes en los esfuerzos contra el comercio ilegal e insostenible de vida silvestre. Sin embargo, esto sólo sucederá si está particularmente dispuesto a denunciar a aquellos países cuya falta de voluntad política, o incluso de complicidad, está contribuyendo a dicho comercio”.