Un acuerdo global para evitar la contaminación por plástico, en la mira de los líderes políticos de América Latina

Posted on
20 julio 2021


  • Representantes de los gobiernos de Costa Rica, Colombia, Honduras, Ecuador, Argentina, Belice y Chile acudieron a la invitación del gobierno del Perú  para discutir la necesidad de abordar esta problemática a través de un acuerdo global con miras la quinta sesión de la Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en febrero 2022 (UNEA-5.2).
  • El Perú, Costa Rica, Colombia, Ecuador y Chile expresaron su apoyo al desarrollo de un acuerdo global de plásticos durante el evento.

LIMA, Perú.- De acuerdo con un estudio de las Naciones Unidas, América Latina y el Caribe pasará de producir 541.000 toneladas de residuos al día —esto significa un kilogramo por habitante—, a cerca de 670.000 toneladas cada día en 2050. Actualmente, del total de residuos que se generan en la región, 145.000 toneladas terminan en basureros a cielo abierto cada día, y 17.000 de estas toneladas, corresponden a residuos plásticos de un solo uso.
Estas cifras, solo algunas de las muchas que caracterizan el panorama mundial frente a la contaminación por plásticos, confirman la necesidad de transformar el actual sistema de producción y consumo que tiene impactos sociales, económicos, ambientales y potenciales sobre la salud humana.
 
Así lo explicó Gabriel Quijandría Acosta, Ministro del Ambiente de Perú, durante el evento “Visiones regionales de un acuerdo global para combatir la basura marina y la contaminación por plásticos”, organizado por el Ministerio del Ambiente de Perú con apoyo de WWF, con el fin de discutir la pertinencia de negociar un acuerdo global legalmente vinculante que establezca directrices comunes para que los Estados puedan hacer frente a la crisis de contaminación por este material, una crisis que no reconoce fronteras y afecta bienes públicos de carácter global como los océanos: a ellos llegan 8 millones de toneladas de residuos cada año.
 
Un número creciente de Estados y otras partes interesadas que están en procesos de discusión de las Naciones Unidas, están empezando a apoyar lo que podría ser un instrumento global de atención a la problemática del plástico. Esto complementaría los esfuerzos que se están haciendo ahora, que son importantes, pero no llegan a ser suficientes para atender este crecimiento en la demanda y en el consumo de plástico que está previsto para el año 2050”, dijo Quijandría.
 
Añadió que, aunque cerca 130 países han adoptado algún tipo de legislación para regular las bolsas de plástico, y muchos se han vinculado a estrategias regionales que buscan abordar esta problemática, como la reciente Coalición de Economía Circular – LAC y la Declaración Presidencial de la Alianza del Pacífico sobre la Gestión Sostenible de los Plásticos, la contaminación por plásticos sigue en aumento.
 
Quijandría también destacó que los gobiernos del Perú y Ruanda lideran la iniciativa de presentar un proyecto de resolución sobre el tema en la Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en febrero de 2022 (UNEA-5.2). Este proyecto propone la creación de un comité negociador intergubernamental que prepare un instrumento internacional legalmente vinculante para combatir la contaminación por plásticos.

La construcción de un marco global legal y vinculante permitiría construir una gobernanza más sólida para responder de manera más efectiva a este gran problema que no conoce fronteras. Como la pérdida de ecosistemas y el cambio climático, la contaminación por plásticos es una problemática que no tienen bandera y afecta a toda la comunidad internacional por igual. Además, el vínculo de la contaminación por plástico y sus efectos en otras problemáticas ambientales como la degradación de los ecosistemas, la pérdida de especies o el mismo cambio climático, también empiezan a ser cada vez más evidentes”.
 
Finalmente, el Ministro Quijandría hizo un llamado a los gobiernos latinoamericanos para generar impulso y voluntad política en América Latina y el Caribe para apoyar un acuerdo global coherente que, permita acabar con la basura marina y la contaminación plástica para garantizar un futuro con mares limpios.

Por su parte, María Alejandra González, coordinadora de política de plásticos para América Latina y el Caribe de WWF, respaldó también la necesidad de un acuerdo global legalmente vinculante. “Las actuales iniciativas nacionales y regionales para abordar la problemática del plástico no son suficientes. Las iniciativas voluntarias son importantes y destacan el compromiso de empresas y de la ciudadanía, sin embargo, se requiere impulsar un cambio sistémico para alcanzar resultados efectivos. Necesitamos datos, sistemas de reporte y estándares comunes que nos permitan hacer un efectivo seguimiento, y apoyo a las iniciativas que se están desarrollando en América Latina con miras a encaminarnos en la dirección correcta para eliminar la contaminación por plásticos”.
 
La quinta sesión de la Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en febrero de 2022 (UNEA-5.2), será una plataforma única para abordar de manera urgente la problemática mundial por contaminación plástica. Allí, los países de América Latina y el Caribe podrán mostrar la voluntad política necesaria para lograr el establecimiento de un comité de negociación intergubernamental, con el mandato de iniciar las negociaciones de un acuerdo global legalmente vinculante para combatir la contaminación por plásticos.
 

Algunas de las voces del evento, sobre el acuerdo global de plásticos

 
Durante el evento, los expositores coincidieron en la necesidad de contar con un acuerdo global para combatir la basura marina y la contaminación por plásticos que promueva la cooperación y la coordinación con otros instrumentos bajo un esquema de gobernanza acordado y con la orientación de un órgano técnico y científico.

Aquí algunos testimonios:
 
Sra. Glenda Ortega, Subsecretaria de Patrimonio Natural del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica del Ecuador.
“En conclusión, se necesita un acuerdo global para promover y coordinar acciones a todos los niveles. Finalmente, me es grato reiterar el compromiso del Ecuador y de esta cartera de estado para trabajar en conjunto con la comunidad internacional en la promoción de un acuerdo global en cuenta todas nuestras realidades y la necesidad de incluir un mecanismo de apoyo permanente con el fin de viabilizar el cumplimiento de los compromisos.”
 
Erick Castro González, Director de Asuntos Marinos, Costeros y Recursos Acuáticos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia.
“En Colombia sabemos que los avances que ha tenido y siga teniendo el país para enfrentar esta contaminación, no serán suficientes si no se miran con un enfoque global y participativo”.
 
Javier Naranjo, Subsecretario del Ministerio del Ambiente de Chile:
“Este espacio nos permite reflexionar como región sobre la respuesta global que nos exige un reto de esta magnitud: los plásticos y los residuos marinos generan un gran impacto en nuestros ecosistemas, pero también afectan las economías y la supervivencia de las comunidades que utilizan el medio marino. Hoy hay consenso sobre la necesidad de cambiar la actual forma de consumir y producir plástico hacia una más sostenible, y para generar esa transformación no solo hay que promover los cambios a escala nacional, sino también salir a buscar los consensos a nivel mundial. Por eso, Chile reitera su apoyo para que en la próxima sesión de la quinta Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente acordemos una resolución que permita avanzar hacia la negociación de un acuerdo global para la gestión adecuada de nuestros residuos, pero sobre todo, la transformación de nuestras naciones y el planeta”.
 
Sra. Haydee Rodríguez, Viceministra de Agua y Mares del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica
“Consideramos que tener un acuerdo global para reducir la contaminación marina, proporcionará un marco esencial para poder tener resultados en este trabajo, permitiéndonos dar respuesta a nuestros contextos y problemas regionales y nacionales”
 
Sra. Liliam Rivera Hipp, Ministra de la Secretaría de Recursos de Honduras
“Hay que continuar orientando esfuerzos producto de las alianzas estratégicas para el desarrollo de propuestas de proyectos que puedan ser gestionadas para beneficiar a los países de la región que están más atrasados en el desarrollo de la visión regional. Para ello debemos establecer claramente la visión estratégica consensuada en la agenda medioambiental que marque el camino a seguir para los países de la región”.