Impulsa Cumbre de Líderes la acción climática | WWF

Impulsa Cumbre de Líderes la acción climática

Posted on
23 abril 2021


  • Se requieren medidas estructurales de descarbonización para cumplir los objetivos de París.

22 de abril de 2021.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, envió un mensaje claro sobre lo que espera de los líderes mundiales que asistieron a la Cumbre de Líderes sobre el Clima al anunciar el nuevo y ambicioso objetivo de emisiones de Estados Unidos.  

El mandatario afirmó que su país reducirá las emisiones en un 50-52% para 2030 con base en los niveles de 2005, casi duplicando su compromiso anterior fijado para 2025. Este es un aumento histórico, una señal inequívoca y muy bienvenida del papel de liderazgo que Estados Unidos pretende desempeñar en la geopolítica climática, y un claro motivador para la acción por parte de los otros grandes emisores del mundo. 

Marcene Mitchell, vicepresidenta senior de Cambio Climático de WWF Estados Unidos, dijo: "Este compromiso muestra lo lejos que hemos llegado como nación y lo que es posible hacer a partir de una acción fuerte y sostenida de ciudades, estados subnacionales, comunidades, empresas y otras instituciones. Espero que este compromiso inspire a otros grandes emisores a ir más allá para reducir a la mitad sus emisiones y hacer un cambio sectorial tangible para 2030, en el camino hacia la descarbonización total para mediados de siglo".

Algunos líderes mundiales respondieron positivamente y es evidente que muchos otros se preparan para responder a la gran crisis climática que enfrentamos.

En la Cumbre se hicieron nuevos anuncios concretos como el nuevo objetivo de Canadá de reducir las emisiones en un 40-50% para 2030; la Unión Europea destinará 1,3 billones de euros a los objetivos climáticos, incluidas las soluciones basadas en la naturaleza; Japón anunció un objetivo de reducción del 46% para 2030 (en comparación con 2013), y Corea del Sur se comprometió a poner fin al financiamiento público de las centrales eléctricas de carbón en el extranjero y a detener los permisos para cualquier otra planta de carbón nacional.

Por su parte, China dijo que controlará los proyectos de generación de energía a carbón, limitará estrictamente el aumento del consumo de carbón en el período 2021-2025, y luego lo reducirá gradualmente entre el 2026 y el 2030. Sudáfrica afirmó que adelantará un plan para alcanzar el pico de emisiones en 2025 y luego mantenerlas estables hasta empezar a reducirlas en 2035.   

También se destacó el llamado que Nueva Zelanda hizo a eliminar los combustibles fósiles y subsidios a los mismos, y el reconocimiento del Banco Africano de Desarrollo como el primer banco multilateral en cumplir y superar el objetivo del 50% de financiación para la adaptación.

En los discursos de los líderes, surgieron diferentes temas que incluyeron una posible renovación de los canjes de deuda por naturaleza con un enfoque en la adaptación, la fijación de precios del carbono y la producción de hidrógeno verde para los mercados internacionales.

Manuel Pulgar-Vidal, líder de Clima y Energía de WWF, dijo que "estos anuncios envían una señal clara de que la transformación de nuestros diversos sectores está en marcha. Una de las transformaciones más evidentes es la de las carteras de finanzas privadas, que se alinean con la ciencia del clima. La Alianza Financiera de Glasgow para las Cero Emisiones Netas anunciada ayer, reúne las iniciativas financieras existentes y nuevas de emisiones cero en un foro estratégico sectorial”.  

"Los países que lean estas señales y actúen inmediatamente se adelantarán al juego. Deben comenzar con un fuerte enfoque en los planes climáticos a corto plazo alineados con los objetivos de París, que deben ser entregados, antes de la COP26.

“Un entorno normativo propicio es esencial para permitir que se arraiguen las nuevas inversiones privadas. Las próximas cumbres del G7 y del G20 ofrecen importantes oportunidades a las economías industrializadas, donde podrían acordarse medidas estructurales para la descarbonización, como la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles, el aumento de los impuestos sobre el carbono y otras medidas estructurales de descarbonización. Los mayores países emisores también deben considerar que los compromisos financieros bilaterales y multilaterales son una pieza esencial y complementaria de sus nuevos compromisos nacionales”, concluyó.

Finanzas. Muchos líderes reconocieron la necesidad de aumentar la financiación, y de cumplir y superar los 100.000 millones de dólares comprometidos para los países en desarrollo a partir de 2020. Sin embargo, los países desarrollados no lo están haciendo. Aparte del compromiso de Estados Unidos de duplicar su financiación en comparación con la era Obama, no hubo nuevos anuncios significativos.

Adaptación. Las necesidades y los avances en materia de adaptación ocuparon un lugar destacado en los discursos de los países en desarrollo, especialmente los más vulnerables, mientras que los países desarrollados se centraron en las metas y medidas de mitigación. Muchos países destacaron la necesidad de un equilibrio 50/50 en la financiación pública para la adaptación y la mitigación. Sin embargo, esos discursos no fueron de la mano con compromisos financieros de los países desarrollados necesarios para alcanzar dichas metas.  Esto sigue siendo una prioridad fundamental para 2021.
 
Declaraciones de países
Declaración del Dr. T.S. Panwar, director del Programa de Cambio Climático y Energía de WWF India: "Haciendo eco de los pensamientos del primer ministro indio, Narendra Modi, en esta década la acción climática a alta velocidad, a gran escala, y con un alcance global es de primordial importancia, ya que dará forma a nuestra trayectoria futura a nivel global. La alianza entre Estados Unidos e India sobre cambio climático y energía limpia, anunciada hoy, será útil para lograr el ambicioso objetivo de energía renovable de la India de 450GW para 2030. Un paso crucial hacia una acción climática concreta en este decenio sería adoptar prácticas de estilo de vida sostenibles. WWF India trabajará para impulsar este cambio junto con varios orquestadores del sistema."

Kate Norgrove, directora ejecutiva de Incidencia  y Campañas de WWF Reino Unido: "En el Día de la Tierra es alentador ver a los líderes mundiales elevar su ambición cuando se trata de proteger el planeta —nuestro único hogar compartido— mediante el fortalecimiento de los compromisos para reducir las emisiones de carbono. Esto es un impulso vital. Sin embargo, con nuestro clima en crisis y la naturaleza en caída libre, las palabras deben traducirse en acciones urgentes. Tras el reciente compromiso del Reino Unido de reducir las emisiones de carbono en un 78 % para 2035, el Gobierno debe mostrar ahora su liderazgo mundial mediante la publicación de un plan de acción global sobre cómo alcanzar este nueva meta  y el objetivo neto cero para 2050. Esto debe incluir la introducción de una prueba de emisiones cero neta para el gasto público, con el objetivo de garantizar que todas las nuevas inversiones y políticas se ajusten plenamente a las metas climáticas del Reino Unido”.

Megan Leslie, presidenta y CEO de WWF Canadá: "Elevar los objetivos de reducción de emisiones de Canadá al 45% para 2030 es una noticia bienvenida, al igual que el reconocimiento del primer ministro del vínculo vital entre la protección de la naturaleza y la lucha contra el cambio climático. Si vamos a cumplir estos objetivos ambiciosos, no podemos hablar del cambio climático sin hablar también de soluciones climáticas basadas en la naturaleza. Restaurar y administrar los ecosistemas que capturan y retienen el carbono, y apoyar la conservación liderada por los indígenas son esenciales para combatir nuestra crisis climática y de biodiversidad. 

Declaraciones de nuevas iniciativas
El director general de WWF Internacional, Marco Lambertini, dijo: "Aumentar la financiación para proteger los bosques y la biodiversidad son fundamentales en los esfuerzos por abordar nuestras crisis relacionadas con el clima y la naturaleza. Los bosques tropicales absorben miles de millones de toneladas de carbono cada año y albergan una gran diversidad de formas de vida, al tiempo que proporcionan otros múltiples beneficios a las personas a nivel local y mundial. La Coalición LEAF es un gran ejemplo del tipo de acción innovadora e integrada que se necesita para garantizar un futuro equitativo, neto y positivo para la naturaleza, las personas y el planeta. Ahora es fundamental centrarse en su aplicación efectiva. Tenemos que aprovechar este impulso para poner a la naturaleza en el camino de la recuperación para 2030, en apoyo de la acción climática. WWF insta a los líderes gubernamentales y empresariales a aumentar el apoyo financiero y las acciones en pro de la biodiversidad”.