| WWF



Adaptación y manejo del territorio


Aún si logramos reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero, los cambios en el clima generados por las concentraciones actuales en la atmósfera se sentirán por mucho tiempo. La adaptación se refiere a las modificaciones que individuos, gobiernos y la sociedad en general debemos hacer para disminuir los impactos negativos y aprovechar las oportunidades que resulten del cambio climático. Para ecosistemas y especies los cambios están siendo más rápidos que su capacidad de respuesta, lo cual tiene serias implicaciones para su conservación.

El alto grado de exposición del territorio nacional a eventos hidrometeorológicos extremos por las características geográficas del país que incluyen su topografía accidentada, extensas costas y grandes zonas desérticas, además de las condiciones de pobreza, deterioro de recursos naturales y gestión inadecuada del territorio, hacen de México un país altamente vulnerable a la variabilidad climática actual y a su futura intensificación.

WWF busca aumentar la resiliencia de comunidades y ecosistemas a los efectos del cambio climático a través del trabajo con organizaciones locales, el gobierno y el sector privado. Este enfoque integrado parte de la idea de que sólo si se toman en cuenta las necesidades de las comunidades y se manejan adecuadamente los sistemas naturales podremos adaptarnos a la variabilidad climática actual y a los cambios de más largo plazo.

WWF reconoce que las comunidades humanas dependen de los servicios provistos por los ecosistemas y por lo tanto es indispensable conservarlos. En materia de adaptación al cambio climático son particularmente importantes los servicios de regulación (clima, flujos de agua y carbono), provisión (comida, agua dulce, biomasa) y de soporte (formación de suelos y reciclaje de nutrientes).

Diversas actividades conllevan un cambio en el uso del suelo, lo cual disminuye la capacidad de los ecosistemas para proveer dichos servicios y aumenta el riesgo de desastres ante eventos extremos de lluvia o calor. Así, el reto para WWF es ayudar a encontrar un equilibrio entre desarrollo y conservación con el fin de estar mejor preparados ante los cambios en el clima que ya están sucediendo y también aprovechar las oportunidades que se presenten.

La adaptación al cambio climático resulta compleja porque debe desarrollarse en el contexto local y tener el soporte de políticas a nivel regional, nacional e incluso global. En este sentido, WWF puede jugar un papel relevante gracias al trabajo directo con comunidades, el apoyo a la construcción de las políticas ambientales del país, y el intercambio de experiencias en la red global y su influencia en las negociaciones internacionales.

Sin embargo, no hay que olvidar que la adaptación es un proceso y apenas está iniciando. En la medida en que integremos las lecciones aprendidas podremos disminuir la vulnerabilidad y crear mayores capacidades para hacer frente a los retos.

Esto, bajo las siguientes premisas:
  • Atendiendo la vulnerabilidad actual a la variabilidad climática estaremos mejor preparados para afrontar los cambios futuros en el clima.
  • Para propiciar una adaptación eficiente de ecosistemas y especies es necesario disminuir el impacto actual de las actividades humanas en los mismos.
  • La conservación y fortalecimiento de la infraestructura natural es prioritaria para la adaptación al cambio climático.

Algunas de las acciones estratégicas que WWF busca instrumentar incluyen:
  • Desarrollo de métodos y lineamientos estandarizados para análisis de vulnerabilidad y selección de medidas de adaptación a nivel estatal o regional.
  • Promoción de conectividad de áreas con alta biodiversidad como medida nacional de adaptación.
  • Incremento de resiliencia en ecosistemas vulnerables, particularmente humedales costeros.
  • Definición de lineamientos para la adaptación en áreas naturales protegidas.
  • Establecimiento de reservas de agua como acciones prioritarias de adaptación.

Sabías que...

Resiliencia de comunidades y ecosistemas es:

La capacidad de un sistema de absorber la perturbación y aún así mantener su función y estructura básica.

La habilidad de un sistema para recuperarse de algún impacto.


¿Qué es vulnerabilidad?


Es el potencial de sufrir algún daño. En este contexto, por alguna causa climática. Está en función de exposición, sensibilidad y capacidad adaptativa.


¿Qué es la infraestructura natural?


Se refiere al conjunto de elementos y servicios naturales que protegen los bienes de las personas y comunidades ante eventos climáticos extremos. Los manglares son un ejemplo de infraestructura natural.
Rodolfo Pérez / WWF México
REDD México 
	© CTC REDD
REDD México
© CTC REDD

¿Qué es REDD?

REDD: Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal.
 
REDD+: Las actividades que reducen las emisiones por evitar la deforestación y degradación forestal (REDD) y contribuyen a la conservación, manejo sostenible de los bosques y mejoramiento de los acervos de carbono forestal (+) y que tienen el potencial de generar significativos co-beneficios sociales y ambientales.

Si quieres saber más sobre el tema, consulta:

MÉXICO

Marco de Políticas de Adaptación de Mediano Plazo, documento publicado por SEMARNAT con motivo de la COP16.

Proyecto de Adaptación en los humedales costeros del Golfo de México.
1ª fase, volumen 1.
1ª fase, volumen 2.
2ª fase.

Atlas de vulnerabilidad hídrica en México ante el cambio climático, publicado por el IMTA.
Atlas de vulnerabildad hídrica en México ante el cambio climático 
	© IMTA
Atlas de vulnerabildad hídrica en México ante el cambio climático
© IMTA

Contacto

  • Av. México 51 Col. Hipódromo 
    México D.F., 06100
    Tel: +52(55) 5286-5631