El cambio climático acelara la destrucción de la Amazonía, dice WWF | WWF

El cambio climático acelara la destrucción de la Amazonía, dice WWF



Posted on 06 diciembre 2007
Bali, Indonesia, 06 de Diciembre del 2007. El círculo vicioso de cambio climático y deforestación podría destruir o dañar gravemente casi el 60% del bosque amazónico hasta el año 2030, según un nuevo informe de WWF.

El informe de la organización mundial de conservación, Los círculos viciosos de la Amazonia: Sequía y fuego en el invernadero , revela las dramáticas consecuencias sobre el clima local y global, además de los impactos sobre los medios de vida de los habitantes de América del Sur.

De ahora hasta el 2030, la deforestación en la Amazonia podría liberar 55,5 a 96,9 mil millones de toneladas de dióxido de carbono, equivalente a más de dos años de emisiones globales de gases de efecto invernadero. Adicionalmente, la destrucción de la Amazonia también eliminaría uno de los principales estabilizadores del sistema climático global.

“La importancia del bosque amazónico para el clima global no puede ser minimizada,” dice Dan Nepstad, Científico Principal del Woods Hole Research Center en Massachusetts, y autor del informe. “Es esencial no sólo para enfriar la temperatura del mundo, sino es a la vez una fuente de agua dulce de tal magnitud que podría bastar para incidir en algunas de las grandes corrientes oceánicas; además, es un almacenador masivo de carbono.”

Las actuales tendencias en la expansión de la agricultura y ganadería, los incendios, sequías y la explotación forestal podrían hacer desaparecer o dañar severamente el 55% del bosque amazónico hasta el año 2030. Si fuera así, como anticipan los científicos, la precipitación disminuiría en un 10% en el futuro y un 4% adicional de bosques sería dañado por la sequía.

De hecho, es probable que el calentamiento global reduzca la precipitación en el bosque amazónico en más de un 20%, especialmente en la porción Oriental de la Amazonia, haciendo que las temperaturas locales aumenten en más de 2°C, y tal vez hasta en 8oC, durante la segunda mitad de este siglo.

Al progresar la destrucción de los bosques amazónicos, se prevé una reducción en las precipitaciones en India y Centroamérica, así como una disminución de las precipitaciones durante la época de cultivo en las zonas de plantación de granos en los Estados Unidos de Norteamérica y Brasil.

Algunas estrategias para detener la deforestación en la Amazonia incluyen la minimización de los impactos negativos de la ganadería y de los proyectos de infraestructura, así como una acelerada expansión de la red existente de áreas protegidas.

“Aun podemos detener la destrucción del bosque amazónico, pero requerimos del apoyo de los países ricos”, dice Karen Suassuna, Analista de Cambio Climático de WWF Brasil. “Nuestro éxito en la protección de la Amazonia depende de la velocidad a la que los países ricos reduzcan sus emisiones dañinas al clima, a fin de desacelerar el calentamiento global.”

El cambio climático está arrancando y acelerando el círculo vicioso: actualmente el carbono producido por la conversión de bosques a causa de la siembra de pastos para la ganadería y de la agricultura está penetrando la atmósfera en una cantidad de 200 a 300 millones de toneladas anuales. Esta cifra puede duplicarse cuando sequías severas acrecienten los incendios forestales. Las emisiones de todos los países amazónicos representan el doble de las cifras para Brasil.

“El acuerdo climático Kyoto Plus debe incluir medidas para reducir las emisiones provenientes de bosques”, dice Hans Verolme, Director del Programa Global de Cambio Climático de WWF. “Fallar en proteger el bosque amazónico no sólo será un desastre para millones de personas que habitan la región amazónica, sino también para la estabilidad del clima mundial.”

Con el ruego de su difusión

Datos de contacto:
Oficina de WWF Perú
Telf. 440 – 5550
Área de Comunicaciones y marketing
Cel.: 989230157
comunicaciones@wwfperu.org.pe

Acerca de WWF
WWF es una de las organizaciones de conservación más grandes y respetadas del mundo, y cuenta con el apoyo de cerca de 5 millones de personas y con una red global activa en más de 100 países.

WWF trabaja por un planeta vivo y su misión es detener la degradación ambiental de la Tierra y construir un futuro en el que el ser humano viva en armonía con la naturaleza:
  • conservando la diversidad biológica mundial
  • asegurando que el uso de los recursos naturales renovables sea sostenible y
  • promoviendo la reducción de la contaminación y del consumo desmedido.
WWF en Perú
El mar más productivo, la cordillera más extensa, los bosques más biodiversos y más de 50 grupos étnicos se conjugan en Perú, dando vida a un país de diversidad natural y cultural únicas, donde WWF trabaja desde hace cuatro décadas convirtiendo retos en oportunidades para la conservación y el desarrollo sostenible nacional de la mano de sus comunidades indígenas y locales.

WWF inició sus esfuerzos en Perú en 1969 cuando contribuyó con la recuperación de la vicuña. En 1994 WWF estableció su primera oficina de proyectos y luego en 1998 se fundó la Oficina de Programa Perú de WWF. Desde entonces, WWF Perú trabaja aterrizando la estrategia global en resultados nacionales y locales a través del Programa amazónico, el Programa marino y el Programa climático.

Visite www.panda.org para las últimas noticias y fuentes de información.