Hábitat III - la oportunidad para un camino hacia el desarrollo urbano sostenible | WWF

Hábitat III - la oportunidad para un camino hacia el desarrollo urbano sostenible



Posted on 17 octubre 2016
La Nueva Agenda Urbana (NAU), documento a ser suscrito durante Hábitat III, sentará las bases para políticas y acciones alrededor del desarrollo de las ciudades para las siguientes dos décadas.
La Nueva Agenda Urbana (NAU), documento a ser suscrito durante Hábitat III, sentará las bases para políticas y acciones alrededor del desarrollo de las ciudades para las siguientes dos décadas.
© Gráfico: WWF - Foto: National Geographic Stock / Jim Richardson / WWF
Quito – Ecuador.- Las ciudades son las principales contribuyentes al cambio climático y aunque representan menos del  2% de la superficie terrestre, producen más del 60% del total de dióxido de carbono. Más del 50% de la población mundial vive en zonas urbanas y en Latinoamérica la cifra llega al 80%. De los casi mil millones de pobres que hay en el mundo, más de 750 millones viven en áreas urbanas.

Estos son algunos de los desafíos que los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas tendrán que abordar en la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano - Hábitat III, que se desarrollará en Quito, Ecuador del 17 al 20 de octubre, 2016.

La Nueva Agenda Urbana (NAU), documento a ser suscrito durante Hábitat III, sentará las bases para políticas y acciones alrededor del desarrollo de las ciudades para las siguientes dos décadas.

WWF considera que si bien los principios y directrices actuales para el desarrollo urbano, en el marco de la NAU incorporan aspectos ambientales específicos, se debe hacer mayor énfasis en el papel fundamental que estos cumplen para alcanzar el desarrollo sostenible de las ciudades. Especialmente, en el papel de las ciudades frente a la mitigación y adaptación al cambio climático, así como en la planificación y el manejo integral de las ciudades, donde se debe incorporar el rol de los ecosistemas y su biodiversidad.

“Para WWF es clave un mayor reconocimiento de los enfoques basados en ecosistemas y clima en relación a la resiliencia de las ciudades y asentamientos humanos; así como el fortalecimiento de las interrelaciones entre ciudades y cambio climático, a través del desarrollo de sistemas fiables de monitoreo y reporte de datos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)”, señaló Hugo Arnal, Director de WWF-Ecuador.  

Si bien las ciudades son las mayores contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero, también ofrecen la mejor esperanza para reducir la huella ecológica global mientras mejoran la calidad de vida de sus habitantes. Uno de los mejores testimonios de esto es el Desafío de las Ciudades de WWF, en el cual, por 5 años, han participado 328 ciudades con propuestas que van desde sistemas solares para calentar agua hasta la conversión de desechos a combustibles y sistemas de transporte limpio y de calidad.

Este 16 de octubre, durante la cena que ofreció el Alcalde de la ciudad de Quito, Dr. Mauricio Rodas, como parte de la II Asamblea de Gobiernos Locales y Regionales en el marco de Hábitat III, se realizó la ceremonia de premiación del Desafío de Ciudades de la Hora del Planeta 2016. La presidenta internacional de WWF, Yolanda Kakabadse, hizo la entrega del reconocimiento como Capital Global de la Hora del Planeta a París, junto a las otras 17 ciudades finalistas.

“El camino recorrido hacia Hábitat III, desde el proceso preparativo que inició en 2014 hasta la conferencia en Quito, representa una gran oportunidad en la transición hacia un futuro bajo en carbono, en donde las ciudades cumplan un rol clave para alcanzar una huella global sostenible y la conservación de la biodiversidad”, dijo Arnal.

“El éxito de la conferencia dependerá de la adopción de la NAU, pero sobretodo de la rapidez con que los gobiernos nacionales y locales actúen para lograr la implementación de las acciones que se desprendan de ella, comenzando por el desarrollo de los marcos necesarios a nivel nacional e internacional. También será clave la capacidad de los gobiernos nacionales y locales, del sector privado, de las organizaciones de la sociedad civil y de otros actores, para apoyar esta implementación a nivel local, especialmente en ciudades que cuentan con capacidades y recursos limitados para hacerlo”.

De ser implementada adecuadamente, WWF considera que la NAU puede contribuir a alcanzar el logro de los objetivos de sostenibilidad incluidos en otros instrumentos de las Naciones Unidas, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Convenio de Diversidad Biológica (CDB) y el Acuerdo de París.
 
La Nueva Agenda Urbana (NAU), documento a ser suscrito durante Hábitat III, sentará las bases para políticas y acciones alrededor del desarrollo de las ciudades para las siguientes dos décadas.
La Nueva Agenda Urbana (NAU), documento a ser suscrito durante Hábitat III, sentará las bases para políticas y acciones alrededor del desarrollo de las ciudades para las siguientes dos décadas.
© Gráfico: WWF - Foto: National Geographic Stock / Jim Richardson / WWF Enlarge