El océano representa la séptima economía mundial | WWF

El océano representa la séptima economía mundial



Posted on 23 abril 2015
Pescadores artesanales
Pescadores artesanales
© naturepl.com / Iñaki Relanzon / WWF
El valor de las riquezas del océano rivaliza en volumen con las mayores economías del mundo, pero sus recursos están degradándose muy deprisa, según un informe lanzado hoy por WWF. “Reviviendo la economía del océano: la necesidad de actuar en 2015”, analiza el papel del océano como motor económico y destaca las amenazas que lo están acercando al colapso ecológico.
 
Según la estimación conservadora del informe, el valor de los activos clave del océano ascendería a, como mínimo, 24 billones de dólares. Si se compara con las diez mayores economías mundiales, el océano estaría la séptima, con un valor anual en bienes y servicios de US$2,5 billones.
 
El informe, elaborado en colaboración con el Instituto de Cambio Global de la Universidad de Queensland y The Boston Consulting Group (BCG), es la revisión más completa hasta la fecha del valor de los activos del océano. “Reviviendo la economía del océano” revela la inmensa riqueza del océano a través de la valoración de sus bienes y servicios -desde las pesquerías a la protección costera frente a tormentas-, pero el informe también describe el implacable asalto a sus recursos debido a la sobreexplotación, el mal uso y el cambio climático.
 
“La riqueza del océano rivaliza con la de los países más prósperos, pero estamos dejando que se hunda hacia los abismos de una economía fallida”, ha dicho el Director General de WWF Internacional, Marco Lambertini. “Como accionistas responsables, no podemos seguir explotando los valiosos activos del océano sin invertir en su futuro”.
 
Según el informe, más de dos terceras partes del valor anual que nos ofrece el océano dependen de la salud de sus ecosistemas. El colapso de las pesquerías, la destrucción de los manglares o la desaparición de corales y praderas submarinas, son algunos de los factores que están amenazando el motor económico marino del que dependen las vidas de millones de personas en todo el mundo.
 
“Ser capaces de cuantificar tanto el valor anual como el valor total de los activos de los océanos nos muestra lo que está en juego con números claros, tanto desde el punto de vista económico como ambiental. Esperamos que esto sirva como llamada de atención para que los líderes económicos y políticos realicen decisiones más sabias cuando se trata de moldear el futuro de nuestra economía oceánica común”, ha asegurado Douglas Beal, socio y director ejecutivo en The Boston Consulting Group.
 
La investigación reflejada en el informe demuestra que el océano está cambiando más rápido ahora que en cualquier otro momento en millones de años. Al mismo tiempo, el aumento de la población humana y nuestra dependencia en la salud de los mares convierte la restauración de la economía oceánica en un asunto de máxima prioridad global.
 
“El océano nunca ha estado tan amenazado. Estamos pescando demasiados peces, vertiendo demasiados contaminantes, aumentando la temperatura y la acidez hasta un punto en el que sistemas naturales esenciales simplemente dejarán de funcionar”, ha asegurado Ove Hoegh-Guldberg, coordinador del informe y Director del Instituto de Cambio Global en la australiana Universidad de Queensland.

El cambio climático es una causa fundamental de la merma en la salud de los océanos. Según este informe, al actual ritmo de calentamiento, los arrecifes de coral –que dan alimentos, empleo y protegen de las tormentas a cientos de millones de personas – habrán desaparecido completamente en 2050. No sólo se trata de la temperatura: el océano tardará cientos de generaciones humanas en revertir el aumento de la acidez provocada por el cambio climático.
 
La sobreexplotación es otra de las grandes causas del declive del océano, con el 90% de los caladeros mundiales sobreexplotados o plenamente explotados. Por ejemplo, la población de atún rojo del Pacífico ha sufrido un declive del 96%.
 
No es demasiado tarde para revertir estas preocupantes tendencias  y asegurar un océano sano que beneficie a las personas, la economía y la naturaleza. “Revivir la economía del océano” presenta un plan de acción de ocho puntos que restauraría los recursos del océano en todo su potencial.
 
Entre las soluciones más urgentes que ofrece el informe está incluir la recuperación del océano en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, actuar globalmente frente al cambio climático y cumplir los compromisos de protección de áreas marítimas y costeras.
 
“El océano nos alimenta, nos da trabajo y sostiene nuestra salud y bienestar, pero estamos dejando que colapse ante nuestros ojos. Si las historias del día a día sobre el declive del océano no inspiran a nuestros líderes, quizá un claro análisis económico lo consiga. Tenemos mucho trabajo que hacer para proteger el océano, empezando con compromisos globales reales en clima y desarrollo sostenible”, declaró Lambertini.
 
La campaña mundial oceánica de WWF, Sustain Our Seas, se construye sobre la base de décadas de trabajo de la organización y sus aliados en conservación marina. WWF está trabajando con gobiernos, empresas y comunidades locales para exigir a los líderes mundiales que tomen medidas urgentes para revivir la economía del océano y proteger las vidas y el sustento de miles de millones de personas en todo el planeta.
 
Más información: Acerca de WWF
WWF es una de las mayores y más experimentadas organizaciones ambientalistas independientes del mundo. Cuenta con el apoyo de casi 5 millones de personas y actúa en más de 100 países. Su misión es detener la degradación ambiental del planeta y construir un futuro en que los seres humanos vivan en armonía con la naturaleza, conservando la diversidad biológica mundial, asegurando que el uso de los recursos naturales renovables sea sostenible y promoviendo la reducción de la contaminación y del consumo desmedido.
www.panda.org/es
 
El Global Change Institute (www.gci.uq.edu.au) es un instituto de investigación con sede en Australia que se enfoca en soluciones basadas en evidencia empírica para los desafíos globales como la seguridad alimentaria, energías limpias, gestión sostenible del agua y océanos saludables.  El Profesor Hoegh-Guldberg también realiza investigación sobre ecosistemas de arrecifes de coral y su respuesta al veloz cambio ambiental, con el apoyo del Australian Research Council (Canberra), National Oceanic and Atmospheric Administration (Washington, D.C.), Catlin Group (Londres), y la Great Barrier Reef Foundation (Brisbane). No recibió un salario por escribir este reporte.
 
El Boston Consulting Group (BCG) es una empresa de consultoría de gestión y asesor líder en el mundo de estrategia empresarial. Nuestros aliados son clientes de los sectores privados, públicos y sin fines de lucro de todas las regiones para identificar sus oportunidades con el valor más alto, abordar sus desafíos más críticos y transformar sus empresas. Nuestro enfoque personalizado combina una profunda comprensión de la dinámica de las compañías y los mercados con una colaboración cercana en todos los niveles de la organización cliente. Asegura que sus clientes tengan una ventaja competitiva, construyan organizaciones más competentes y consigan resultados a largo plazo. Establecida en el año 1963, BCG es una empresa con 81 oficinas en 45 países. Para más información, por favor visite bcg.com.
 
Pescadores artesanales
Pescadores artesanales
© naturepl.com / Iñaki Relanzon / WWF Enlarge
Valor de los océanos
Valor de los océanos
© WWF Enlarge