Áreas protegidas y territorios indígenas en la Amazonia | WWF

Áreas protegidas y territorios indígenas en la Amazonia



Posted on 13 noviembre 2014
Fotos: Confluencia de los ríos Teles Pires y Juruena, formando el río Tapajós. Mato Grosso, Amazonas, Brasil
Confluencia de los ríos Teles Pires y Juruena, formando el río Tapajós. Mato Grosso, Amazonas, Brasil
© Zig Koch / WWF

Una red de seguridad para la biodiversidad y los seres humanos

Sídney (Australia), 12 de noviembre de 2014— La Amazonia es una de las regiones naturales más importantes de la Tierra, y la más importante en cuanto a biodiversidad y prestación de servicios esenciales de los ecosistemas, como la regulación del clima y del agua, entre otros. Esto es posible debido a que la Amazonia es una unidad ecológica que funciona de manera integrada e interdependiente. Sin embargo, el sistema ecológico amazónico se está viendo amenazado por una creciente presión en varios frentes y por proyectos de desarrollo, a la vez que está perdiendo su capacidad de mantener la prestación de servicios de los ecosistemas. Las áreas naturales protegidas (AP) son, junto con los territorios indígenas (TI), los mecanismos de defensa más importantes para la biodiversidad y la gestión sostenible de los ecosistemas, y constituyen también una red de seguridad para los seres humanos.

Para hablar sobre ello, la Iniciativa Amazonia Viva de WWF presentará este viernes (día 14) en el Congreso Mundial de Parques, que se celebra en Sídney, un informe titulado El estado de la Amazonia: representación ecológica, áreas protegidas y territorios indígenas, disponible en inglés en http://goo.gl/RnM4et.

Este informe ofrece un amplio panorama del bioma amazónico y muestra la importancia de las áreas protegidas (AP) y los territorios indígenas (TI) para contar con una visión más integrada de desarrollo sostenible, en que un programa de conservación de la naturaleza desempeñe un papel importante en los planes de desarrollo y las políticas económicas de los países.

Representación ecológica

Avanzando en los estudios sobre el número y la distribución espacial de las áreas protegidas y los territorios indígenas en la región amazónica, compartida por nueve países en Sudamérica (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Venezuela y Francia, a través del territorio de ultramar de la Guayana Francesa), este informe presenta un análisis sobre la representación ecológica y la situación actual de la Amazonia a la luz de los objetivos de conservación a nivel mundial.

La unidad ecológica de la Amazonia se compone de muchos tipos de ecosistemas diferentes. Tal como está ahora, el Amazonas tiene una buena cobertura de áreas protegidas, pero no está lo suficientemente equilibrada entre ecorregiones, paisajes terrestres y «paisajes de agua dulce».

«La importancia ecológica de la Amazonia nos obliga a ser más ambiciosos en cuanto a la representación ecológica, no solo incluyendo toda la diversidad biológica, sino intentando lograr que las áreas naturales protegidas cubran el 30 % con los otros elementos de la meta 11 de Aichi para la diversidad biológica hasta el 2020 (con una administración eficaz y equitativa de los ecosistemas, una buena conexión e integración en los paisajes)», explicó Claudio Maretti, líder de la Iniciativa Amazonia Viva de WWF.

«Desgraciadamente, algunas ecorregiones, paisajes terrestres y «paisajes de agua dulce» no están lo suficientemente protegidos y otros están fuertemente amenazados, por lo que es una prioridad inmediata subsanar las deficiencias de conservación ecológica», añadió Maretti.

Cuando se consideran los territorios indígenas, más ecorregiones, paisajes terrestres y «paisajes de agua dulce» llegan a la cobertura mínima del 30 %. Esto es bueno para la conservación. Sin embargo, es importante entender que los territorios indígenas son creados y administrados para fines sociales y culturales. Creemos que los pueblos indígenas están interesados en la conservación de la naturaleza para mantener sus medios de vida y sus cosmovisiones. No obstante, tienen el derecho a no seguir las mismas reglas y los mismos objetivos que corresponden a las áreas protegidas.

Para Maretti, además de la urgente tarea de complementar la representación ecológica y declarar nuevas áreas protegidas en las ecorregiones, paisajes terrestres y «paisajes de agua dulce» subrepresentados, existen otras amenazas relacionadas con la degradación, reducción o degazzettement de las áreas protegidas y los territorios indígenas existentes.

«Es muy probable que al poner en riesgo el equilibrio ecológico de la Amazonia estemos poniendo en peligro igualmente la prestación de servicios de los ecosistemas amazónicos para esa región y para el mundo, incluyendo la vital mitigación del cambio climático mundial», concluye Maretti. 

Notas para los editores:

Bioma amazónico – El informe ofrece un panorama general del bioma amazónico, que abarca 6,7 millones de kilómetros cuadrados en nueve países (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Venezuela y Francia, a través del territorio de ultramar de la Guayana francesa).

Metodología de Representación Ecológica – A los efectos de este análisis, se consideraron dos conjuntos de unidades espaciales. En primer lugar, para los ecosistemas terrestres, este informe divide el bioma en ecorregiones terrestres. Treinta y seis ecorregiones proporcionan una base de representación de los ecosistemas para el análisis final.

Pese a que las ecorregiones terrestres pueden proporcionar una buena primera imagen de la representación de los ecosistemas, hay que redefinir dentro de las ecorregiones terrestres los «paisajes de agua dulce», para poder ofrecer un análisis lo suficientemente detallado para servir de base a las decisiones de política nacionales y regionales y a su aplicación, tales como identificar las áreas prioritarias de conservación y la decisión sobre la creación de nuevas áreas protegidas. Esas unidades heterogéneas de agua dulce o «paisajes de agua dulce» (del inglés aquascapes) representan el segundo tipo de unidad espacial en que se fija este informe.

Ecorregión WWF define una ecorregión como una gran unidad de tierra o agua que contiene un conjunto geográficamente diferenciado de especies, comunidades naturales y condiciones ambientales. Los límites de una ecorregión no son fijos ni perfectamente definidos; más bien abarcan un área dentro de la cual interactúan importantes procesos ecológicos y evolutivos.

Si desea más información, contacte con: Denise Oliveira, directora de Comunicación, Iniciativa Amazonia Viva del WWF, doliveira@wwf.org.br, +55-61-8175-2695

Fotos: Confluencia de los ríos Teles Pires y Juruena, formando el río Tapajós. Mato Grosso, Amazonas, Brasil
Confluencia de los ríos Teles Pires y Juruena, formando el río Tapajós. Mato Grosso, Amazonas, Brasil
© Zig Koch / WWF Enlarge
State of the Amazon Report
State of the Amazon Report
© WWF Enlarge