Tiene primera fase del Censo Nacional del Jaguar resultados alentadores | WWF

Tiene primera fase del Censo Nacional del Jaguar resultados alentadores



Posted on 24 noviembre 2008
Censo Nacional del Jaguar
Censo Nacional del Jaguar
© Varios
  • Reúne simposio a expertos en la especie.

CUERNAVACA, Morelos.- El jaguar, el carnívoro más grande de las zonas tropicales de América, es una especie en peligro de extinción en México, principalmente por su cacería indiscriminada, la desaparición de sus presas y la destrucción de su hábitat – selvas y manglares. Su sobrevivencia a largo plazo depende del diseño de estrategias de conservación basadas en informacion detallada sobre su biología, ecología, tamaño de sus poblaciónes y conflictos con las actividades humanas.

La conservacion del jaguar es fundamental para mantener a otras especies de plantas y animales, el buen funcionamiento de los ecosistemas y la provisión de los servicios ambientales. Los servicios ambientales son los beneficios que el ser humano obtiene de los ecosistemas en buen estado de conservación, como la calidad y cantidad del agua y la fertilidad de los suelos. La información disponible acerca de la situacion actual del jaguar en México es escasa y fragmentada, lo que impide identificar acciones de conservación que aseguren su supervivencia en el territorio nacional.

Por esta razón, la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas (CONANP) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el Instituto de Ecología de la UNAM, con el apoyo de la Alianza WWF-Telcel, Telmex y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), lanzaron un ambicioso proyecto denominado “Primer Censo Nacional del Jaguar y sus presas en México” (CENJAGUAR).

Este censo tiene como fin determinar la situación actual y el tamaño de la población del jaguar en México. Éste es el primer proyecto en el mundo diseñado para conocer el número de jaguares existentes en un país, por lo que México se ha colocado como un líder mundial en la cruzada para la conservación de la especie. Asimismo, dado que el jaguar requiere de grandes extensiones para mantener poblaciones sanas, su conservación asegurará la de miles de especies de plantas y animales.

La instrumentación de este proyecto es el resultado de reuniones de expertos de universidades, organizaciones sociales, el Gobierno Federal y la iniciativa privada en cuatro simposios “El jaguar mexicano en el siglo XXI”. En estos simposios también se han abordado temas como la viabilidad de hábitat y poblaciones, conflicto jaguar-humano, estudios genéticos y de salud, y vigilancia y vinculación con las comunidades.

La Fase I del Censo Nacional del Jaguar fue llevada a cabo con mucho éxito en seis sitios localizados en la Península de Yucatán, Chiapas y San Luis Potosí. La Fase II, que concluirá en junio del 2009, se llevará a cabo en sitios de los estados de Sonora, Sinaloa, San Luis Potosí, Tamaulipas, Nayarit-Jalisco, Oaxaca y Quintana Roo. Los resultados de la Fase I son alentadores, ya que indican que tadavía existen poblaciones de jaguares en estos sitios, y que los de la Península de Yucatán son de más de 1500 individuos. El estudio ha aportado datos que indican que las densidades del jaguar dependen del grado de conservación del habitat, de la densidad de presas (como coaties, tepezcuintles, seretes, pecaríes, venados y pavos) y de las interacciones con las actividades humanas. Las densidades estimadas de jaguar son comparables con las registradas en países como Perú, Bolivia y en Brasil, que mantiene selvas en excelente estado de conservacion. Es decir, los sitios evaluados pueden mantener poblaciones sanas de jaguar a largo plazo si se logra conservar el habitat.

El CENJAGUAR aportará nuevos estándares para la conservación de la especie a nivel mundial. Se pretende que este proyecto “sea el inicio de un programa de monitoreo a largo plazo para poder evaluar sus tendencias poblacionales en distintos hábitats y los impactos de las actividades humanas a través del tiempo”, dijo Cuauhtémoc Chávez, corresponsable del proyecto CENJAGUAR.

Se planea llevar a cabo el monitoreo cada tres años y “si este esfuerzo se reliza paralelamente a otras acciones, como la atención a los posibles conflictos ganado-jaguar, infraestructura-jaguar y desarrollo-jaguar, tendrá efectos muy positivos en la conservación de este felino, beneficiando asimismo a las poblaciones locales”, agregó el Dr. Gerardo Ceballos, Investigador del Instituto de Ecología y responsable del CENJAGUAR.

Para los editores


Para mayor información favor de contactar a:

Jatziri Pérez
Coordinadora de Comunicación de WWF-México
Tel 52 86 56 31 Ext. 223
Cel 044 55 26 99 05 91
jperez@wwfmex.org
Censo Nacional del Jaguar
Censo Nacional del Jaguar
© Varios Enlarge