La perforación en busca de yacimientos de gas natural en el Mar Mediterráneo amenazará la rica vida marina de la zona | WWF

La perforación en busca de yacimientos de gas natural en el Mar Mediterráneo amenazará la rica vida marina de la zona



Posted on 09 febrero 2011
ROMA, Italia.- Los inmensos campos de gas ubicados en la zona este del Mar Mediterráneo están enfrentándose a grandes revuelos antes de comenzar la perforación, pues existe una gran preocupación por el daño irreversible que sufriría la gran biodiversidad marina. Estos campos no sólo están ignorando el daño a la biodiversidad, sino están ignorando también las leyes vinculantes sobre la explotación del suelo marítimo.

Extracción de gas natural en el Mar Mediterraneo
© Varios

De acuerdo con el Director de Pesca de WWF Mediterráneo, Sergi Tudela, “el suelo marítimo del Levante está repleto de una vida única y especial. Por esta razón, WWF condena que se lleve a cabo una perforación ciega en áreas fundamentales para la biodiversidad, pues las comunidades que ahí habitan podrían sufrir daños irreversibles. Estos ecosistemas marinos son particularmente frágiles y vulnerables ante las intromisiones debido a que han evolucionado en un ambiente muy estable y de baja energía. Estas condiciones han permitido la creación de ecosistemas sumamente exóticos y únicos”.

El campo de gas Leviatán, que fue descubierto recientemente, se encuentra a 135 kilómetros de la costa de Israel y es el yacimiento de gas natural en aguas profundas más grande del mundo. Tiene un volumen estimado de 16 billones de pies cúbicos de gas; asimismo, hay otro campo de gas natural, el campo Lavabo del delta del Nilo, ubicado en aguas egipcias a 80 kilómetros de Alejandría. El problema de estos campos es que en esa área se encuentra un ecosistema marino único y delicado, cuyas comunidades albergan a especies únicas de esponjas marinas, gusanos, moluscos y corales de agua fría que tienen, en algunos casos, varios miles de años.

El mar Levante está protegido por leyes tales como la prohibición de pesca de arrastre en el Mediterráneo más allá de una profundidad de 1000 metros, establecida por la Comisión General de Pesca del Mediterráneo de las Naciones Unidas. Esta ley engloba dos zonas restringidas de pesca en las cuales otras actividades potencialmente dañinas están también prohibidas o limitadas debido al valor y fragilidad del lecho marítimo.

El Delta del Nilo hospeda a una comunidad biológica única que, a diferencia de la mayoría de los seres vivos de la tierra, depende de la filtración de gases del lecho marino para sobrevivir. Esta área, por lo tanto, ha sido pre-seleccionada por designación como una de las Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM).

Por su parte, la Directiva Marco sobre la Estrategia Marina, ha hecho un llamado a los estados miembro a proteger el ambiente marino no sólo a nivel europeo sino también a nivel internacional para evitar cualquier actividad humana que pudiera tener un impacto significativo en este ecosistema y, sobre todo, para lograr o mantener un estatus medioambiental adecuado a lo largo del Mediterráneo, incluyendo el Mar Egeo y el Mar Levante. WWF hace un llamado a los estados del este del Mediterráneo, en especial a Chipre, Egipto, Israel y el Líbano así como a la Unión Europea para asegurarse que se establezcan los más altos estándares ambientales en relación con los futuros desarrollos de perforaciones petroleras tanto exploratorias como productoras en las aguas del Mediterráneo Este.

Es de suma importancia que se lleve a cabo una Evaluación del Impacto Ambiental (EIA) y que se actúe conforme a ésta. Para evitar daños irreversibles, el desarrollo industrial y la perforación de pozos deberían estar vetados en las áreas que abrigan a las comunidades biológicas más valiosas y a las especies más únicas.

De acuerdo con Tudela, “antes de que estas compañías pongan un pie en el Mediterráneo, se deberá llevar a cabo una Evaluación del Impacto Ambiental para dar cuenta de los efectos potenciales que tendría la perforación de pozos en la integridad, estructura y funcionamiento de los ecosistemas de aguas profundas. Una vez que una comunidad es invadida con perforaciones, puede tomar mil años o más para que el micro-ecosistema pueda crecer de nuevo. Por esta razón, las especies más frágiles y estas áreas en las profundidades del mar deben permanecer libres de cualquier desarrollo industrial”.

Hay varios acuerdos vinculantes que obligan a los países a llevar a cabo una EIA exhaustiva antes de aprobar cualquier exploración petrolera en la región. El más reciente de estos acuerdos es el “Offshore Protocol” o “Protocolo sobre la protección del Mar Mediterráneo contra la contaminación resultante de la exploración y explotación de la plataforma continental, del fondo del mar y de su subsuelo”, que entró en vigor en diciembre del 2010. Este protocolo declara que cualquier posible actividad de explotación en aguas profundas, incluyendo la exploración y perforación petrolera, estará sujeta a previa autorización basada en una EIA exhaustiva. Este control es incluso más riguroso en áreas protegidas, como la zona donde se han establecido estos nuevos campos de gas.

Para más información

Gemma Parkes
WWF Mediterranean
+39 346 387 3237
gparkes@wwf.panda.org

Acerca de WWF
Es una de las más grandes y respetadas organizaciones independientes de conservación a nivel global. WWF nació en 1961 y es conocida por el símbolo del Panda. Cuenta con una red mundial que trabaja en más de 100 países. La misión WWF es detener la degradación de los recursos naturales del planeta, así como construir un futuro en el cual hombre y naturaleza convivan en armonía, por medio de la conservación de la biodiversidad, el uso sostenible de los recursos naturales, así como la reducción de la contaminación y el consumo desmedido. Para saber más de WWF visite: www.wwf.org.mx y www.panda.org