Rio+20, una oportunidad malgastada: WWF | WWF

Rio+20, una oportunidad malgastada: WWF



Posted on 21 junio 2012
Marcha de la gente en Río de Janeiro
Marcha de la gente en Río de Janeiro
© WWF / Franko Petri
  • Es necesario redoblar esfuerzos y esperar que se abra el espacio político para que un proceso multilateral como Río+20 pueda dar resultados, considera la organización.

Rio de Janeiro, Brasil.- Con las negociaciones llegando a su final, el Director General de WWF Internacional Jim Leape declaró sobre Rio+20 lo siguiente:

“Esta fue una conferencia sobre la vida; sobre las futuras generaciones; sobre los bosques, los océanos, los ríos y lagos de los cuales todos dependemos para nuestra alimentación, agua y energía. Fue una conferencia para hacerle frente al desafío urgente de construir un futuro sostenible.

“Desafortunadamente, los líderes mundiales que se reunieron aquí perdieron el rumbo de ese urgente propósito.

“Con muy pocos países preparados para presionar por una acción concreta, Dilma Rousseff, Presidenta de Brasil, prefirió conducir esta conferencia sin un contenido serio y significativo, en detrimento de nuestro planeta.

“El resultado es una oportunidad malgastada, un acuerdo que no encamina al mundo hacia el desarrollo sostenible.

“La urgencia de actuar, sin embargo, no ha cambiado. Y la buena noticia es que el desarrollo sostenible es una planta que ha empezado a echar raíces; va crecer sin tener en cuenta el débil liderazgo político demostrado en Río. Vimos algunos líderes asumiendo el reto, solo que por fuera del marco de las negociaciones.

“Hay un liderazgo motivador en las comunidades, ciudades, gobiernos y empresas que están sentando las bases para proteger nuestro medio ambiente, aliviar la pobreza y encaminarnos hacia un planeta sostenible

“Al final, necesitamos acciones en todos los ámbitos, desde los individuos, los pueblos, las ciudades, los países, las pequeñas y grandes empresas y las organizaciones de la sociedad civil. Tenemos que apropiar la responsabilidad que los líderes del mundo no fueron capaces de asumir en Río.

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos y esperar que con el tiempo abran el espacio político para que un proceso multilateral como Río+20 pueda dar resultados”.


Algunos de los grandes compromisos alcanzados fuera de la sala de negociaciones en Río incluyen:
  • Respuesta de los gobiernos, bancos, inversionistas y presidentes de compañías a los llamados a valorar y contabilizar el capital natural. Nueve bancos, inversionistas y aseguradoras (incluidas Caixa Economica Federal, Caisse des Dépôts, China Merchants Bank, Australia Natural Bank, Standard Chartered, más de 50 países , Botswana, Sudáfrica, Reino Unido, y corporaciones como Unilever, Puma y Dow Chemical) hicieron un llamado colectivo para valorar y contabilizar el capital natural, con la Declaración de Capital Natural en Río +20.
  • Mozambique. El presidente de Mozambique, Armando Guebuza, anunció el lanzamiento de la Hoja de Ruta de Mozambique hacia la Economía Verde. El plan cubre las estrategias nacionales para aplicar los principios de economía verde para el desarrollo de las ciudades, la agricultura y fuentes de energía, y para invertir en el mantenimiento y la mejora de su capital natural, incluyendo una red completamente representativa de áreas protegidas terrestres y marinas de uso múltiple. El plan será desarrollado e implementado en colaboración con socios estratégicos alrededor del mundo, como Brasil, el gobierno anfitrión de la conferencia.
  • Las Maldivas anunció que será la reserva marina más grande del mundo. Las Maldivas, en la Conferencia Río+20 de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible en Brasil, anunció que sus 1,192 islas serán una reserva marina para el 2017.
  • El gobierno del Reino Unido anunció que será el primer país en el mundo en obligar a las grandes empresas a medir su huella de carbono. El plan hará que más de 1,000 empresas midan la totalidad de sus emisiones de gases de efecto invernadero.
  • El Presidente de Indonesia estableció compromisos generales para alcanzar un ‘futuro sostenible’. El fortalecimiento institucional, político y financiero, así como la cooperación sur-sur de las principales naciones con bosques tropicales, fueron los temas centrales.
  • Ocho de los bancos de desarrollo más grandes del mundo anunciaron un cambio fundamental en la inversión, de carreteras a transporte público, una iniciativa de USD $ 175 mil millones para promover autobuses, trenes y carriles para bicicletas. Este fue el mayor compromiso económico con el desarrollo sostenible realizado en Río+20.

Lo que WWF esperaba de Río+20 y por lo que seguiremos luchando

  • Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tienen que ser una evolución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y deben incluir áreas temáticas como alimentación, agua, energía y océanos, poner en marcha el proceso para crearlos, financiarlos y medirlos.
  • Valoración de la riqueza natural. El mundo aún necesita indicadores para medir la calidad del medio ambiente, la naturaleza, la biodiversidad y los ecosistemas junto a los indicadores económicos y sociales existentes (GDP e IHDI).
  • Reforma de los subsidios. Reportes anuales transparentes y la revisión de las reformas de los subsidios deben conducir a la eliminación para el año 2020 de todos los subsidios nocivos o perversos para el medio ambiente, en particular los de combustibles fósiles; esto debe ser una prioridad mundial .
  • Gobernanza oceánica. Hubo algún avance en Río sobre este tema, pero aún se requiere una mejor gobernanza en los océanos, que incluya la conservación y el uso sostenible en alta mar, fuera de los límites nacionales.
  • Un Programa de Medio Ambiente de la ONU más fuerte. Fortalecer el PNUMA debe ser una prioridad, con el financiamiento y la autoridad para proteger de forma apropiada el medio ambiente mundial.

Para mayor información:

Oscar Soria

WWF Internacional
+41 79126 9575
osoria@wwfint.org

Sobre WWF
WWF es una de las organizaciones de conservación independientes más grandes y más respetadas del mundo, con presencia en más de 100 países. La misión del WWF es detener la degradación del ambiente natural de la Tierra y construir un futuro en el cual la gente viva en la armonía con la naturaleza, conservando la diversidad biológica del mundo, asegurando un uso sustentable de los recursos naturales renovables y promoviendo la reducción de la contaminación y el consumo responsable.