Apoya WWF conclusión de la Agencia Internacional de Energía: dos tercios de las reservas de combustibles fósiles deben quedarse en el subsuelo | WWF

Apoya WWF conclusión de la Agencia Internacional de Energía: dos tercios de las reservas de combustibles fósiles deben quedarse en el subsuelo



Posted on 12 noviembre 2012
Contenedores de petroleo sobre terreno con signos de derretimiento, en la Antártica
Contenedores de petroleo sobre terreno con signos de derretimiento, en la Antártica
© Wim van Passel / WWF
Gland, Suiza.– Dos terceras partes del total de las reservas probadas de combustibles fósiles deberán quedarse en el subsuelo si el mundo realmente desea evitar los peligros del cambio climático, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) en su reporte del Panorama Mundial de la Energía 2012, emitido el día de hoy.

“La conclusión de la IEA refleja información científica sólida. Las emisiones de CO2 generadas por la quema de combustibles fósiles están desestabilizando nuestro clima. No podemos seguir quemando carbón y petróleo indefinidamente sin pagar un costo que se manifiesta en inestabilidad climática, sequías, ondas de calor e intensas tormentas. La IEA ha actuado con responsabilidad al destacar esto de manera prominente en su reporte,” comentó la líder de la Iniciativa Global de Clima y Energía de WWF, Samantha Smith.

“Esta contundente evaluación científica deberá ser claramente escuchada por todos los países, los inversionistas y la misma industria de combustibles fósiles. No se trata únicamente de detener todas las nuevas exploraciones a gran escala de combustibles fósiles, como las contempladas para el Ártico; se trata de retirar la infraestructura de producción de energía sucia, y es el precio a pagar para evitar un desastre climático. Necesitamos transitar rápidamente en la energía de nuestras economías si queremos evitar la catástrofe climática”, agregó.

Hace tres años, los gobiernos mundiales se comprometieron a mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados Centígrados (en comparación con temperaturas registradas antes de la era industrial), a fin de limitar los terribles efectos del cambio climático sobre la biodiversidad, la seguridad alimentaria y las comunidades más pobres y vulnerables. Ya en la actualidad, con el calentamiento global aún por debajo de 1 °C, eventos extraordinarios como la intensa tormenta Sandy causan estragos en comunidades costeras; las sequías extremas de este año han tenido severos impactos sobre las cosechas y conducido a una crisis alimentaria; y el Océano Ártico una vez más ha visto otro año récord en cuanto a la pérdida de su cobertura de hielo, de la cual difícilmente llegará a recuperarse.

Smith afirma que los gobiernos, los inversionistas y la industria deben prestar atención a la advertencia de la IEA. “La IEA claramente afirma que no es muy tarde para actuar en relación con el clima, y el mensaje más fuerte para todos nosotros es que necesitamos actuar ya”.

WWF hace un llamado para nuevas inversiones globales a gran escala en energías renovables, y la respectiva inversión para eliminar gradualmente los proyectos de combustibles fósiles. “Respaldamos por completo el hallazgo de la AIE acerca de que las inversiones en energías limpias y renovables y en eficiencia energética deben incrementarse de manera sustancial en los países que ya han emprendido esta ruta, y deben dar inicio de inmediato en aquellas naciones que se están quedando atrás,” reiteró Smith. WWF destaca que algunos países desarrollados, como Alemania y Dinamarca, están ya haciendo su parte. Otros necesitan aumentar radicalmente sus inversiones domésticas para desarrollar una transición justa hacia las energías renovables en países con bajos niveles de ingresos.

El Director Global de Política Energética de WWF, el Dr. Stephan Singer, indicó que el llamado de la IEA a cortar los subsidios a los combustibles fósiles y redirigir este dinero a energías renovables, acceso a energías limpias y conservación de la energía, es esencial.

WWF comparte la preocupación fundamental de la IEA, de que los recientes compromisos para recortar los subsidios a los combustibles fósiles fueron solo palabras vacías del G20, el club de las naciones más poderosas del mundo. En 2011, los subsidios a combustibles fósiles crecieron en un 30% comparado con el 2010, y actualmente alcanzan la suma de medio trillón de dólares, el equivalente a más del doble del producto interno bruto de Indonesia, de acuerdo con Singer.

“Si esos subsidios fueran redirigidos a programas en favor de los pobres o para ofrecer acceso a energías renovables, los gobiernos mundiales podrían mantener el calentamiento por debajo de los 2 °C y proveer acceso a fuentes limpias y sustentables de energía a los 3 mil millones de personas en todo el mundo que carecen de ella completamente o únicamente tienen acceso a fuentes de energía sucia”, finalizó Singer.

Son necesarias acciones y políticas inmediatas, antes del año 2017, de otra manera todas las emisiones permisibles de CO2 serán rebasadas por la infraestructura energética existente, haciendo imposible de alcanzar la meta de permanecer por debajo de los 2 °C de calentamiento. “En esto estamos de acuerdo con la IEA,” indicó Singer. La infraestructura de combustibles fósiles incluye nuevas estaciones eléctricas y la exploración permanente de fuentes no convencionales de recursos fósiles, como el shale gas, el petróleo shale, las arenas bituminosas y el petróleo de aguas profundas”.

WWF también respalda la alerta de la IEA acerca del peligro de utilizar recursos de agua dulce para la producción de combustibles fósiles en un mundo en el que muchos países sufren ya de escasez de agua y sequías. La IEA destaca que el uso de agua dulce en la producción de energía tenderá a duplicarse en los próximos 20 años, a menos que de manera significativa se ponga un freno al uso de combustibles fósiles –en particular el desarrollo del gas shale – y de biocombustibles de origen no sustentable.

Para más información, contactar a:

Acerca de WWF
WWF es una de las organizaciones independientes de conservación más grandes y con mayor experiencia en el mundo. WWF nació en 1961 y es conocida por el símbolo del Panda. WWF cuenta con una red mundial que trabaja en más de 100 países. Para saber más de WWF visite: www.wwf.org.mx y www.panda.org

La Iniciativa Global de Clima y Energía (GCEI) es el programa global de WWF para responder al cambio climático, promoviendo energías renovables y sustentables, ampliando el financiamiento verde, involucrando al sector privado y trabajando a nivel nacional e internacional en la instrumentación de modelos de desarrollo bajos en emisiones y resilientes al clima.
Contenedores de petroleo sobre terreno con signos de derretimiento, en la Antártica
Contenedores de petroleo sobre terreno con signos de derretimiento, en la Antártica
© Wim van Passel / WWF Enlarge