Proteger su hábitat es nuestra única oportunidad para salvar a la vaquita: WWF | WWF

Proteger su hábitat es nuestra única oportunidad para salvar a la vaquita: WWF



Posted on 10 noviembre 2017
Vaquita: el mamífero marino está al borde de la extinción.
© Thomas A. Jefferson
Ciudad de México.– El Gobierno de México, expertos de conservación internacionales y la sociedad civil deben centrar todos sus esfuerzos de manera urgente en asegurar un Alto Golfo de California libre de redes de enmalle para proteger el hábitat de la vaquita, enfatizó WWF, al acercarse el cierre de la actual fase de operaciones del CPR (Conservación, Protección y Recuperación).

La presencia de vaquitas con sus crías, detectada durante este proyecto, indica al mundo que aún hay una ventana de oportunidad para salvar al mamífero marino más amenazado del planeta. Sin embargo, si se fracasa en las acciones inmediatas, y tiene lugar una nueva temporada de pesca de totoaba en febrero próximo, la vaquita podría ser orillada a la extinción.

Las operaciones de campo del CPR iniciaron el 12 de octubre de este año por recomendación del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) y a petición del Gobierno de México. El proyecto, que involucró a expertos de nueve países, intentó localizar, rescatar y después ubicar temporalmente a las vaquitas en un santuario marino ubicado en la costa de San Felipe, Baja California. Los trabajos para capturar al mayor número posible de vaquitas fueron suspendidos el 4 de noviembre, tras la muerte de una vaquita que había sido reubicada en el santuario.

“El CPR fue una medida audaz y, ahora que termina, urgimos a todos aquellos preocupados por la vaquita a que muestren el mismo compromiso y determinación para asegurar un Alto Golfo de California libre de redes de enmalle”, señaló Jorge Rickards, Director General de WWF México. “A pesar de que las últimas semanas han sido difíciles, hemos atestiguado un destello de esperanza para la vaquita y es nuestra responsabilidad colectiva realizar todo lo que podamos para garantizar un hogar seguro y saludable para las madres y las crías que hemos visto. Proteger su hábitat es nuestra única oportunidad para salvar a la especie”.

La mayor amenaza para la vaquita son las redes de enmalle usadas de manera ilegal para atrapar a la totoaba -un pez en peligro crítico de extinción- en las que la marsopa más pequeña del mundo queda atrapada y muere. En junio pasado, tras las recomendaciones púbicas de WWF y otras organizaciones, el Gobierno de México prohibió de manera permanente el uso de redes de enmalle, pero el cumplimiento de la disposición continúa siendo un desafío, al igual que el retiro de redes que han quedado en el agua.   

“Aún cuando esta situación parece terrible, no podemos darnos por vencidos ahora, especialmente cuando hay un destello de esperanza dado que las vaquitas están reproduciéndose en el área. Cualquier recurso disponible debe ser destinado de manera inmediata a la protección de su hábitat en el Alto Golfo de California para asegurar un estricto y completo cumplimiento de la prohibición para usar redes de enmalle y la remoción de redes fantasma. La pesca ilegal no puede permitirse, pues ello conduce a un solo resultado: la extinción”, subrayó Rickards.

WWF continúa trabajando con el Gobierno mexicano y otros socios, como el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), la Sociedad de Conservación Sea Sheperd y el Museo de la Ballena, en el retiro de redes perdidas o abandonadas en la zona. Esta operación se realiza con la colaboración y experiencia de pescadores locales. De octubre de 2016 a julio de 2017 se han removido más de 400 redes.

De manera simultánea, WWF trabaja en soluciones para involucrar a las comunidades locales, que dependen para vivir del Golfo de California, en el desarrollo de prácticas de pesca sustentables y oportunidades económicas alternativas para salvaguardar el hogar de la vaquita.

“Las comunidades locales forman parte de los custodios más poderosos del patrimonio y los recursos naturales. Vemos a las comunidades del Alto Golfo de California como actores fundamentales de cualquier esfuerzo para asegurar un ecosistema saludable y próspero y para salvaguardar su futuro y el de la vaquita”, señaló Rickards.

WWF también continuará apoyando el trabajo crítico del monitoreo acústico, conducido por el INECC, que permite estimar las tendencias de la población de la vaquita. Se espera que las nuevas cifras poblacionales estén disponibles en diciembre, después de que se lleve a cabo la 69ª reunión del Comité Permanente de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), donde se discutirán soluciones para combatir el tráfico ilegal de totoaba.

“Durante décadas, el tráfico ilegal del “buche” de totoaba ha sido responsable de la caída en picada de los números de la vaquita y la totoaba. Mientras fortalecemos nuestros esfuerzos en campo en esta carrera contra el tiempo, México, Estados Unidos y China deben acabar de manera colectiva con el tráfico ilegal de este pez para asegurar que estas especies y el Golfo de California tengan una oportunidad de sobrevivir y prosperar”, agregó.

La 69ª reunión del Comité del CITES tendrá lugar en Ginebra del 27 de noviembre y al 1o de diciembre de este año.

--- ---

Notas al editor:
WWF es una de las organizaciones independientes de conservación más grandes y con mayor experiencia en el mundo. WWF nació en 1961 y es conocida por el símbolo del Panda. Actualmente, cerca de 5 millones de personas cooperan con WWF, y cuenta con una red mundial que trabaja en más de 100 países. Para saber más de WWF visite: www.wwf.org.mx y www.panda.org

Para mayor información:
Jatziri Pérez, Comunicación WWF México, +52 (55) 26 99 05 91, jperez@wwfmex.org
Vaquita: el mamífero marino está al borde de la extinción.
© Thomas A. Jefferson Enlarge